La historia de familia detrás de NEM®

HollisLa historia de NEM® empieza en un pequeño pueblo del suroeste de Missouri con la familia Osborne. En 1957, el abuelo Osborne compró una tienda de piensos con el dinero que ahorró. Con el tiempo, el negocio se convirtió en una empresa líder en producción de huevos. Una parte de esa compañía producía huevos líquidos para ser procesados por las industrias alimentarias en productos como mayonesa, helados o pasteles.

Uno de los principales desafíos sin precedentes que enfrentan las empresas ovoproductoras es la gestión de las cáscaras de huevos como residuo. Sólo en los Estados Unidos, más de 2 mil millones de docenas de huevos se rompen en estas plantas cada año. Antes de que ESM Technologies comenzara a aprovechar las cáscaras de huevos, no había una buena solución para su eliminación. Las únicas opciones eran el esparcimiento en tierras agrícolas como fertilizante o tirar las cascaras en vertederos de residuos. El Sr. Osborne era un firme creyente en el aprovechamiento de nuestros recursos limitados, esto lo llevó a encontrar un uso para las cáscaras de huevo que su compañía producía.

De 1993 a 2003, el Sr. Osborne trabajó para encontrar una solución para saber qué hacer con todas esas cáscaras de huevos. En su investigación, se enteró de que había una gran cantidad de colágeno en la membrana interna de la cáscara de huevo. (Esta membrana es la película que molesta tanto cuando intentamos pelar un huevo duro). El colágeno es la proteína estructural más importante de los diversos tejidos conjuntivos en el cuerpo humano. Como componente principal del tejido conjuntivo, es la proteína más abundante en mamíferos, constituyendo entre 25% y ​​35 % del contenido de proteínas en todo el cuerpo. El Sr. Osborne descubrió una amplia variedad de aplicaciones para el colágeno; una de ellas como ingrediente en la industria alimentaria para productos de salud articular, salud ósea, y productos de cosmética. Continuó investigando más en el colágeno como mayor fuente de creación de valor procediendo de las cáscaras de huevos.

“¿Cómo se separa la membrana del resto de la cáscara del huevo?”, se preguntó. Esto fue el mayor obstáculo en el uso de la membrana de cáscara de huevo. Le tomó cerca de diez años para resolver este problema. El Sr. Osborne bromea sobre cómo tenía 100 trabajadores con pinzas tirando de la membrana libre de las cáscaras de huevos. Lo que él y su equipo realmente desarrollaron fue un sistema totalmente mecánico que utiliza el calor y el vacío para separar la membrana de la cáscara del huevo. Este proceso patentado ahora es ideal ya que no requiere ningún producto químico y el único subproducto del proceso es vapor de agua. La máquina puede procesar en realidad alrededor de 10.000 – 15.000 kg de cáscaras de huevo por día. Eso requeriría una gran cantidad de pinzas!

En 2003, NEM® se lanzó en el mercado de los ingredientes nutricionales para complementos alimenticios, y ahora se ha demostrado en estudios clínicos su eficacia en mejorar la comodidad y flexibilidad articular en plazos mucho más cortos que otros ingredientes comunes para la salud articular. En los once años que NEM ha estado en el mercado, se ha convertido en el líder mundial en productos a base de membrana de cáscara de huevo y se vende en todo el mundo.

Comments are closed.